Armonía entre comodidad y elegancia

Aunque existan muchas personas que equivocadamente lo crean así, la comodidad y la elegancia no son términos opuestos e irreconciliables. Se puede alcanzar un estilo distinguido con la liviandad de la ropa casual para mujer y ello es el resultado de adecuadas y armónicas combinaciones. Saber encontrar la relación perfecta entre una camiseta, un vaquero, unos zapatos y accesorios que logren ensamblarse estética y funcionalmente es el camino adecuado para alcanzar la comodidad y la elegancia que te harán sentir bien y cada vez más hermosa.

Vaqueros: la llave maestra de la moda

Un vaquero, la prenda emblemática de la ropa casual, es una prenda universal, una llave maestra en la clave de las combinaciones de la moda. Puede llegar a usarse como prenda fija de variados atuendos que transmiten un amplio abanico de posibilidades, que van de la elegancia, la simpleza, la bohemia, el grunge, el country y muchos otros estilos. Esta versátil cualidad del vaquero lo convierte en la prenda de ropa casual que no puede faltar en tu vestuario.

Vaqueros para el día

Tanto de día como de noche, el vaquero sirve de lienzo que se ajusta a las necesidades que se te presentan. Para el día, una blusa y un blazer elegantes, zapatos de tacón alto y accesorios llamativos y de lujo hacen que el vaquero, al cual puedes doblar la bota del pantalón, sea nuestro aliado para deslumbrar en la oficina. Para las idas de compras o las faenas en el colegio o la universidad, una combinación adecuada sería con camisas de jean, de un tono distinto al vaquero, o camisas tartán acompañadas de botas tejanas o sandalias.

Vaqueros para la noche

La noche es también reino de los vaqueros y para ello existen algunas combinaciones que no debes dejar de probar. El brillo es el elemento que te hará sobresalir y será la pareja perfecta de tus vaqueros. Una chaqueta de lentejuelas, con una elegante blusa y zapatos deslumbrantes son la mejor tarjeta de presentación. Otra opción es la de una blusa estampada con lunares, aretes grandes y botas. No hay lugar donde el vaquero no sea bien recibido, a excepción de las fiestas o eventos formales, y ello lo convierte en la más versátil ropa casual para mujer que puede existir. Solo tu imaginación, tu buen gusto y tus ganas son los límites para lograr las mejores combinaciones con tus vaqueros.